fbpx

Descubre la colección Raíces, una colección que nace para recordarte todos esos momentos y sentimientos que te hacen sentir quién eres.

Acabamos de salir de un verano caluroso, de disfrute, de chapoteos en la playa o en la piscina, de cenas y risas con los amigos en las terrazas. Eso ha llegado a su fin. ¿Pero es eso es malo? Para nada. Ahora nos esperan otros buenos momentos que también nos hacen sentir, como taparnos con una mantita en el sofá, poder salir a medio día a pasear tu amor perruno disfrutando del solecito en la cara, ir con las ventanas del coche abiertas mientras cantas a pleno pulmón…

Empieza una nueva etapa en la que nos esperan muchísimos momentos buenos y en cada uno de esos momentos te pueden acompañar los pendientes de la colección que acaba de salir. ¿Te gustaría descubrirlos?

¿Por qué esta colección se llama Raíces?

La colección Raíces llega para recordarnos que todos esos momentos que nos hacen sentir bien, sentir de casa, pero también junto a quiénes podemos disfrutar de esos momentos.

Nunca debemos olvidarnos de dónde venimos porque, gracias a ello, somos ahora mismo las personas que somos. En los veranos, la gente suele ir al pueblo (en nuestro caso no, porque vivimos todo el año en él) a visitar a la familia y a escabullirse en una vida más relajada, más familiar. Y eso es lo que esta colección pretende, que tengamos todos esos sentimientos siempre con nosotros.

También todos los olores que nos recuerdan a esas raíces, a nuestras raíces. Y de aquí viene el nombre de esta colección de pendientes, unos pendientes que te harán conectar con tu esencia y con todo lo que te hace ser quién eres.

En qué está inspirada la colección Raíces

La colección Raíces está inspirada en la naturaleza y más especialmente en el trigo. Si lo piensas bien, muchos productos que tienes en tu despensa provienen del trigo. Pero no solo eso, sino que el trigo en verano nos ofrece un paisaje que refleja belleza y naturalidad. Ver los campos cundo el trigo ha crecido es una gozada. Podrías estar un buen rato observando como el aire mueve cada grano y cada tallo.

¿Para cuándo son los pendientes de la colección Raíces?

Como te decíamos antes, todos los septiembres empezamos nuevas etapas, nos proponemos nuevos retos, exactamente como si fuera año nuevo. La mayoría de lo que nos proponemos es para nuestro día a día. Intentar no llegar tarde a los sitios, levantarse media hora antes de la cama, hacer más ejercicio, comer más sano, ser más amable con el medio ambiente. Parecen topicazo, pero en realidad es así, son pequeños cambios en nuestro día a día. Pequeñas rutinas que debemos incorporar y que poco a poco forman grandes cambios en nuestra vida y a nuestro alrededor.

Por eso los pendientes de la nueva colección es para el día a día. Para que los pendientes te acompañen en todos esos momentos y en todos esos nuevos propósitos y objetivos que están a punto de empezar a lograr.

¿Por qué los nombres de los pendientes?

El nombre de los pendientes es algo muy importante de esta colección. Son 9 pueblos maravillosos y muy bonitos de España y que no hemos visitado. Como está colección habla sobre las raíces y en la mayoría de las ocasiones nuestras raíces están en los pueblos, ¿qué mejor que hacerles un homenaje?

Uno de nuestros propósitos de esta temporada es visitar algunos de los pueblos de los nombres de los pendientes de esta colección. ¿No te gustaría descubrir cómo es el pueblo del que tus pendientes favoritos llevan su nombre?

¿En qué momentos podemos llevar puestos estos pendientes?

Como te decíamos antes, estos pendientes son para el día a día. Pero en nuestra rutina existen muchísimos momentos diferentes y hay unos pendientes para cada uno de ellos.

 

Pendientes Daroca: para disfrutar del viernes noche.

Estos pendientes azules combinados con un marrón chocolate son perfectos para llevarlos un viernes por la tarde/noche. Cuando ya has acabado todas tus tareas de la semana. En el momento en el que te coges una cerveza, ya sea en tu casa, en un bar con amigos o en casa de tu suegra. La cosa es disfrutar de ese momento.

Pd. ¿Sabes que la cerveza está hecha con granos? ¿Muchas de ellas con trigo?

Pendientes Pedraza: para iniciar el día con buen humor.

Por el color amarillo de estos pendientes son perfectos para llevarlos por la mañana y si sale un día de lluvia mejor. El color amarillo y el movimiento de sus piezas pequeñas te darán mucho rollazo a tu look. Acuérdate de buscar el arcoíris y disfruta de ese momento.

Pd. Sube una foto de un día de lluvia con tus pendientes amarillos y… ¡etiquétanos!

Pendientes Teguise: para esos días que te sorprende un rayo de sol.

Teguise es un pueblo muy bonito de la isla de Lanzarote el clima allí es bueno casi todo el año. Así que estos pendientes son perfectos para esos días que parecen primaverales, que te quitas capas y te sientes un poco más libre, aunque con un color más pálido que en pleno verano.

Pendientes Zuheros: para cuando necesites un empujón.

Estos pendientes si o si son para esos días de bajón. Esos días en los que te levantas y nada más has puesto un pie fuera de la cama, las cosas ya se van torciendo. Para esos días en los que necesitas un empujoncito estos pendientes son perfectos. Será por su color, por su movimiento, por su forma… no sabemos por qué será, pero te aseguramos que estos pendientes reavivan y dan energía a cualquiera ¡Palabrita de Serona!

Pendientes Patones: ideales para no quitártelos nunca.

El rojo es nuestra debilidad, así que estos pendientes son perfectos para cualquier día de la semana. Que te levantas contenta, perfectos, que tienes muchas tareas en el día y te sientes agobiada, perfectos también, que tienes que hablar delante de mucha gente y estás sudando a chorros ¡requeteperfectos!

Con los pendientes Patones te sentirás segura y con fuerza para conseguir todo lo que te propongas.

Pendientes Carmena: para no despegarte de ellos en todo el otoño.

Estos pendientes serán perfectos para ti si eres de las mujeres que lleva los mismos pendientes una temporada que no se los quita ni para ducharse ni para dormir. Estos pendientes te irán como anillo al dedo también por sus colores que combinan con la mayoría de ropa de otoño.

Pendientes Culla: para desaparecer por un día.

¿Sientes que necesitas pasar desapercibida un rato? Tener un momento solo para ti sin que nadie te esté preguntando o agobiando. En ese momento necesitas los pendientes Culla que te ayudarán a sobrellevar mejor tu día.

Pendientes Níjar: para ir a por todo.

Pon que es lunes y que te has propuesto muy tareas para hacer durante la mañana. Te plantas un moño, ropa cómoda pero arreglada y los pendientes Níjar. Disfruta de ese momento en el que das cuenta de que has terminado todo lo que te habías propuesto.

Pendientes Briones: para disfrutar de tu momento de desconexión.

En el día a día también tenemos momentos de desconexión y risas con las amigas, ¿no? Si tu respuesta ha sido no, DEBERÍAS. Los pendientes Briones, tanto en color plata como en el verde son perfectos para disfrutar de tu momento. Esos momentos en los que te arreglas un poco más incluso te puedas llegar a poner tacones. Disfruta de esos pequeños momentos porque son los mejores.

Colección Raíces: pendientes para lucir este otoño

Y hasta aquí la colección Raíces, una colección de pendientes para que puedas reconectar con tu esencia, con tus orígenes y para poder lucir este otoño, en todos los momentos y ocasiones que necesites.